Jaume Garcías comenzó a colaborar como voluntario en Protección Civil de Marratxí «por un deseo de echar una mano a las emergencias como ciudadano para complementar la respuesta que pueden dar los profesionales en estos casos. Somos una entidad que pertenece a la estructura organizativa del ayuntamiento, pero está formado íntegramente por voluntarios «.

La tarea de Protección Civil está amparada por la Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil, que establece un marco para la participación de los Ciudadanos en la protección civil. Bien mediante el cumplimiento de una serie de obligaciones Ciudadanas constitucionalmente establecidas o bien a través de su colaboración en las agrupaciones de voluntarios y voluntarias. La Dirección General de Emergencias e Interior del Gobierno de las Islas Baleares vela por la creación de Agrupación y ofrece formación a los voluntarios y las voluntarias que las integran. También colabora con los ayuntamientos aportando los recursos materiales para desarrollar las tareas de protección civil. Actualmente existen 54 agrupaciones de Protección Civil en Baleares: 41 en Mallorca, 7 en Menorca, 5 en Ibiza y 1 en Formentera.

La tarea de Protección Civil es pereventiva y de coodinación y sirve para complementar la respuesta de los organismos en casos de emergencias graves. También colabora en casos de no emergencia a eventos que pueden suponer un riesgo a las actividades organizadas por el ayuntamiento o entidades ciudadanas, como por ejemplo, fiestas, carreras, correfocs, etc. También han echado una mano a los Casals Solidaris durante la pandemia.

Jaume Garcías cuenta que es un cuerpo conocido dentro de Marratxí, «pero mucha gente creo que todavía no sabe cuáles son nuestras funciones, por qué estamos y qué tipología de gente conforma el voluntariado».

Para los voluntarios la mayor satisfacción es participar en las grandes emergencias, «donde ves que te encuentras satisfecho como persona al poner tu granito de arena a una sociedad que se ha visto afectada por acontecimientos graves e inesperados. Es curioso que no es necesario que la gente te dé su agradecimiento explícito, ya que lo notas con sus gestos, sus miradas. Nos ha pasado a los más veteranos a emergencias como el incendio de Andratx, las inundaciones de Sant Llorenç o en emergencias más pequeñas que han ocurrido en nuestro municipio. En estos casos la gente es muy agradecida y entienden nuestra vocación «.

Además de colaborar en las grandes emergencias, Protección Civil también apoya a la Policía Local y la seguridad de eventos organizados por el ayuntamiento o entidades ciudadanas como la Fira del Fang, Fiestas de Sant Marçal, Cursa des Siurell, Subida a Lluc, subida desde Güell a Lluc a Peu, Sa Rua de Marratxí, fiestas de núcleos urbanos, etc.

Jaume cuenta que las emergencias que más le han marcado son el incendio de Andratx o las inundaciones de Sant Llorenç. «Confirman la razón por la que colaboramos con este colectivo. Son sensaciones difíciles de explicar pero que dan una satisfacción muy grande a nivel personal sabiendo que echas una mano a gente muy necesitada en ese momento «.

Los voluntarios de Protección Civil apoyan a los profesionales. «Nuestra activación se da a través del 112 o de la Policía Local. Una vez conocida la disponibilidad de los voluntarios a través de whatsapp, organiza la respuesta hasta que llegamos a la emergencia. En el caso de que no haya profesionales al lugar actuamos en función de nuestros conocimientos, equipos y formación hasta que llegan ellos, pasando entonces a ser equipos de apoyo «, explica Jaume Garcías.

En el caso de eventos programados, como pueden ser las carreras o fiestas, existe una coordinación previa con las áreas del Ayuntamiento organizadoras y la Policía Local con el fin de organizar el evento a nivel de seguridad.

Actualmente hay una treintena de voluntarios en Marratxí y todo se coordina por el Jefe de Agrupación. Dentro de la organización se definen secciones como la de logística y mantenimiento, secretaría, sanidad, telecomunicaciones, etc. con el fin de disponer de gente organizada y poder mantener los equipos en condiciones de operatividad en todo momento. La adscripción de los voluntarios a estas secciones también se voluntaria.

Si un ciudadano quiere integrarse a la agrupación de Protección Civil se puede poner en contacto vía correo electrónico avpc@marratxi.es y darse de alta. Para llegar a ser voluntario se debe superar un curso básico de 30 horas, pasando a ser voluntario en prácticas. Durante el periodo de prácticas, los voluntarios están acompañados de voluntarios más veteranos y están expuestos a riesgos leves o controlados.

En Marratxí, las actuaciones más habituales son la participación en emergencias (incendios forestales, inundaciones, retirada de árboles o ramas …), control de riesgos (niveles de torrentes, cremas en época de riesgo, …), participación en eventos programados ya proyectos específicos. Actualmente colaboramos con el área de medio ambiente y con policía local con la localización de vertidos de residuos, su clasificación y si es posible con la identificación de las personas que vierten residuos al medio ambiente.

Gracias a la presencia de Protección Civil en las calles hay peligros que se neutralizan porque se da aviso de forma rápida y se consigue detener o contener algún emergencia o situación peligrosa. Recientemente, la Policía Local de Marratxí cogió in fraganti a dos hombres que e4staban tirando restos de una obra en un contenedor de basura orgánico de la zona de Ses Trempes, en Marratxí.

La infracción fue detectada gracias a la colaboración de Protección Civil, que alertó a la Policía Local de Marratxí al detectar dos hombres que sacaban restos de una obra de una furgoneta blanca y los depositaban en un contenedor de basura orgánico del calle Faser. Los dos infractores habían dejado varios palés de madera en el contenedor de basura porque, según explicaron a la policía, no sabían dónde dejarlos.

Los agentes informaron a las dos personas de la infracción cometida y estos accedieron a retirar voluntariamente las maderas depositadas en los contenedores. Ahora se enfrentan a una sanción de entre 600 y 3.000 euros.

Las principales actividades que llevan a cabo los voluntarios y las voluntarias de Protección Civil son:

Intervención en situaciones de emergencia

Asistencia a personas afectadas en situaciones de emergencia.

Búsqueda de personas desaparecidas.

Colaboración con los servicios de emergencia y auxilio a la ciudadanía en caso de fenómenos meteorológicos adversos.

Tareas de prevención

Actuar en dispositivos operativos de carácter preventivo (en grandes concentraciones urbanas, vigilancia forestal, fiestas y ferias locales, carreras ciclistas, pruebas deportivas, etc.)

Colaborar en la redacción de estudios de riesgos de la localidad, preferentemente de edificios, locales y establecimientos de concurrencia pública.

Realización de campañas de información y divulgación para colectivos expuestos a riesgos.