OLLAS Y ‘SIURELLS’, PROTAGONISTAS DEL TRADICIONAL ESCAPARATE NAVIDEÑO DE LA JUGUETERÍA LA INDUSTRIAL DE PALMA

696

Cada Navidad, desde hace ya más de medio siglo, la Jugueteria La Industrial, de la calle de Pas d’en Quint de Palma, expone en el escaparate del centenario establecimiento una muestra de un oficio antiguo o de algún otro más o menos desconocido (además de temáticas navideñas) para rendirle reconocimiento y homenaje. En cualquier caso, la temática elegida se mantiene en secreto hasta casi a última hora por parte de las hermanas Concepción y Neus Aguiló, que son las propietarias de la emblemática tienda y también las encargadas de preparar el escaparate, junto con el marido de Neus, Pedro Fernández.

«La verdad es que cada vez nos cuesta más encontrar profesiones a las que dedicar el mostrador de Navidad. Para esta ocasión, mi hermana propuso hacer los ollers de Marratxí, que tanta tradición tienen. Yo, que unos años viví en Pòrtol e iba a las ollerías a comprar greixoneres, también pensé que era una buena idea. Y nos pusimos las dos manos a la obra, junto con mi cuñado, que nos ayuda en todo y se encarga de hacer los muebles», explica Concepció Aguiló.

Ella misma comenta que el origen de este particular escaparate navideño en La Industrial se remonta a muchos años atrás. «Mi padre, que murió hace unos años, ya lo hacía siendo él joven. Particularmente, yo el escaparate de Navidad lo he visto toda la vida. De hecho, durante mucho tiempo nuestro establecimiento era conocido como ‘la tenda des Tren’, porque en él exponía locomotoras y vagones de tren… Después, incorporó las profesiones y temáticas de Navidad».

Sea cual sea la profesión elegida, las hermanas Aguiló se documentan cuidadosamente para reproducir los utensilios y los objetos que la identifican.

«En este caso, nos han ayudado mucho y lo agradecemos: nos mostraron todo el proceso de elaboración hasta que obtienen el producto final, y es muy interesante. Además, las ollas del mostrador que no están cocidas nos las han hecho a propósito en Can Vent; el resto las hemos aprovechado de otras ediciones. Y ‘hay unas cuantas decenas. En cuanto a los siurells, los compramos en la ollería Pep Serra, que los recibe de Madò Bet. En el escaparate, tenemos nueve pintados, cuatro sin pintar y un medio pintado para el total de las siete artesanas representadas», específica Aguiló.

A propósito del protagonismo femenino en el escaparate, con siete muñecas, explica ella misma que «por lo que sabemos el trabajo de ollers ha sido siempre para los hombres, mientras que lo que hacían las mujeres era ir a buscar leña para encender el fuego». Sea como sea, los vestidos de las muñecas los han hecho las hermanas Aguiló. «Realmente, tres meses antes ya nos ponemos, pero siempre nos pasa que las últimas dos semanas acaban siendo una locura del trabajo que tenemos».

En la muestra de esta Navidad, como de hecho a todas las anteriores, se cuidan todos y cada uno de los detalles. Así, no faltan los carteles de la ‘Fira del Fang’ (hay cuatro), «una vez que tuvimos el preceptivo permiso del Ayuntamiento de Marratxí». También está presente el gatito, que recurrentemente aparece en todos los escaparates, eso sí, siempre en un lugar distinto.

De este modo, esta Navidad ollas, ‘greixoneres’ y ‘siurells’ son los grandes protagonistas del escaparate de La Industrial, una referencia no solo en Palma sino en toda Mallorca. Tanto, que en verano la gente ya pide a las hermanas Aguiló qué temática preparan para Navidad. Ellas, sin embargo, guardan el secreto hasta última hora.