Marratxí, el municipio con más mujeres policía

162

Hasta el 1970 no había mujeres dentro del cuerpo de policía, tan solo hace 53 años que existe la presencia de la mujer dentro de este entorno, una fecha que desgraciadamente no está demasiado lejos. Marratxí, hoy en día, es el municipio que más mujeres tiene en el cuerpo de la policía. Con nueve mujeres policía y tres de ellas oficiales, se han convertido en un valor seguro para la seguridad de los ciudadanos del municipio.

El trabajo de estas mujeres no solo se limita a la vigilancia y control de la seguridad de Marratxí, sino que también se encargan de la administración de la policía. Todos los puestos de trabajo administrativos de la policía local están ocupados por mujeres.

En relación con los ciudadanos, Malen Tugores, una de las oficiales, explica que “estamos en el 2023 y todavía te encuentras con gente que se sorprende de ver una mujer policía, tanto sea para bueno como para malo”. También explica que una gran parte de la población ya lo tiene muy normalizado y que lo tratan con indiferencia, son una más del cuerpo.

La asignación de tareas se reparte por igual, seas hombre o mujer. Tugores explica que ellas si tienen que detener, detienen, y que normalmente se intentan hacer parejas mixtas, por si se da el caso de registrar a una mujer. Pero si no fuera posible la patrulla mixta, Tugores explica que pueden ir dos mujeres juntas sin ningún problema.

Tugores ha explicado que ha habido una evolución favorable también con los compañeros, que hoy en día las tratan como una más, a pesar de que asegura que esto ha sido un proceso de adaptación y que en un principio costó mucho entre los hombres.

La figura de la mujer como policía también ha sido muy criticada porque no suelen tener la misma fuerza que los hombres, y estos argumentos se han ido demostrando que a pesar de que sean ciertos, que una mujer genéticamente no tendrá la misma fuerza que un hombre, hay otros recursos muy importantes como puede ser el diálogo.

Tugores ve más una problemática con que las mujeres no quieren ser policías, encuentra que las mujeres no se ven motivadas en esta profesión y lo define como un trabajo ‘muy agradable’. En el cuerpo de la Policía Local hay un trato humano diferente a los otros cuerpos de seguridad, y esto permite conocer y tener confianza con gran parte de la población.

En Marratxí es fácil encontrar un turno donde haya más mujeres que hombres, y esto no se ve en otros municipios. Tugores aconseja este trabajo a todas las jóvenes que visita, y les explica que no todo se reduce en la fuerza.

La Policía Local regula las escuelas, el tráfico que hay dentro del municipio, ofrecen ayuda si hay un accidente a la carretera, intervienen entre los vecindarios, recogen denuncias de todo tipo, vigilancia de ocupas, entre otras tareas. Y para hacer cualquiera de estas labores es totalmente indiferente si eres hombre o mujer.