“La evolución del ciclismo femenino es imparable”

449

Mavi Garcia (Palma, 1984) está viviendo el mejor año de su carrera. Este año ha quedado tercera en el Giro de Italia, su mejor clasificación en una carrera grande, y el mejor resultado de una ciclista española en quince años. Esta temporada también se ha proclamado doblemente campeona de España, en contrarreloj y en ruta, en la prueba disputada en Mallorca. Y hace unos días ha acabado decena en el Tour de Francia donde en la última etapa se llevó el premio a la combatividad.

Mavi Garcia, que vivió en Marratxí durante dos años, está atravesando por su mejor momento de forma. A los 38 años es una de las mejores ciclistas del mundo, a pesar de que ella confiesa que lo vive “con los pies en el suelo”. La mallorquina disfruta de un momento muy dulce. Lo vive con serenidad, pero con la satisfacción de haber obtenido la recompensa a muchos años de trabajo.

La carrera de Mavi García es atípica. Empezó corriendo duatlones y hasta  el año 2015 no se dedicó al ciclismo en ruta. Solo siete años después ha quedado tercera en el Giro. Hasta 2016 que pidió una excedencia, Mavi Garcia compaginó durante doce años la práctica del deporte y su trabajo en una empresa que comercializaba maquinaria de hostelería.

Mavi, que quedó tercera en el Giro por detrás de Marta Cavalli y la ganadora Annemiek van Vleuten, ha llegado a la élite del ciclismo mundial de una forma totalmente diferente a la de todas sus rivales. Dejó el deporte durante un tiempo, compatibilizó durante doce años el trabajo en una empresa con la práctica deportiva y no empezó en el ciclismo en ruta hasta los 32 años. Un currículum peculiar que habla por sí mismo de una gran capacidad de adaptación, de lucha y de sacrificio para llegar a competir con las mejores ciclistas del mundo.

Mavi vive con pasión su profesión y disfruta del gran momento que vive el ciclismo femenino. Celebra el aumento de los patrocinadores, de la profesionalización de las carreras, y el incremento de las retransmisiones y del seguimiento del gran público. “No es una moda, es una repercusión real que creo que cada vez engancha más a la gente”. Asegura que la evolución del ciclismo femenino es “imparable” y que, como era previsible, la retransmisión de las carreras ha comportado un gran aumento de los seguidores.

Mavi Garcia ha estado descansando y entrenando en Mallorca entre la finalización del Giro y el inicio del Tour. De Mallorca destaca que le encanta entrenar por la Sierra de Tramontana, como prueba la gran cantidad de imágenes de su cuenta de Instagram. Menciona como lugar especial para entrenar la zona del Puig Major, y admite que Mallorca es “un paraíso”.

¿Cómo estás viviendo esta temporada tan gloriosa para ti, con un doblete de campeona de España y tercera en el Giro?

Lo estoy viviendo con ilusión y como siempre con los pies en el suelo. Con mi experiencia de vida sé que todo sube y baja y siempre me gusta estar preparada para todo, pero estoy muy contenta de ver que todo el trabajo que estoy haciendo tiene recompensa.

¿Puedes explicarnos tu rutina de trabajo durante la temporada para llegar a esta parte del año a un nivel tan alto?

La preparación la lleva mi entrenador, pero una tiene que estar concienciada de que no se puede dejar de trabajar intensamente en ningún momento. También hay que tener claro dónde y cuándo son los objetivos principales para centrarse más y cuidar todos los detalles.

La ganadora del Giro tiene 39 años y tú 38, ¿cómo se explica que muchos deportistas no solo alarguéis vuestra carrera deportiva, sino que llegáis a vuestro mejor nivel a estas edades?

Bien, en mi caso no creo que sea determinante porque si hubiera empezado antes, pienso que podría estar a este nivel, pero con unos años menos, pero sí que es verdad que muchos deportistas con un grado más de madurez sacan su mejor rendimiento.

¿Qué ha cambiado en el deporte para que este fenómeno se produzca en muchas disciplinas como el tenis o fútbol?

Yo diría que es la evolución en todos los sentidos que se ve reflejada también en el deporte. La lucha constante de mucha gente está ayudando a este gran cambio que crece por instantes y pienso que no está defraudando.

¿Y después del Tour qué planes tienes?

La planificación está hecha desde el inicio de la temporada, pero tenemos que valorar cómo acabo después de este bloque porque el cuerpo tiene que descansar un poco. Mi intención es llegar bien al Mundial.

¿Qué te parece la Vuelta femenina, algo más reducida que el Tour y Giro?

La Vuelta es diferente, lo han ido haciendo muy progresivo. Se empezó solo con una carrera de un día y poco a poco están añadiendo cada vez más. No descarto que también llegue a ser una vuelta larga.

¿Cómo ves la evolución del ciclismo femenino, cada vez con más patrocinadores, retransmisiones y seguimiento?

¡Por supuesto! Es una evolución que ya parece imparable. No es una moda, es una repercusión real que creo que cada vez engancha más a la gente. Siempre había dicho que en el momento que empezaran a retransmitir nuestras carreras, sería cuestión de tiempo.

Hay carreras deportivas lineales, pero en tu caso probaste varios deportes, dejaste de competir, volviste al ciclismo, y llegaste al ciclismo en ruta hace siete años. Ahora eres, probablemente, la mejor ciclista española y una de las mejores del mundo. ¿Cómo explicas esta evolución personal y deportiva y esta capacidad de llegar a la élite después de un parón tan grande?

No te sabría decir exactamente, pero creo que hay una parte de genética en todo esto porque siempre se me ha dado bien el deporte y creo que tengo una capacidad de soportar mucho trabajo a la hora de ser muy insistente y constante. Pienso que en mi evolución hay tantos factores y personas que han influido que es una mezcla de todo.

Estuviste trabajando durante doce años, ¿qué hacías exactamente?

Estaba trabajando en Frima, una empresa dedicada a la venta de maquinaria de hostelería, donde empecé en el departamento de contabilidad y al ser una empresa pequeña, acabé encargándome de muchas cosas al estar tantos años allí.

¿Cómo ves el futuro? Una vez te retires, ¿has planeado qué quieres hacer?

Tengo varias cosas en mente, pero dependerá de cómo vayan saliendo las cosas. Lo que está claro es que lo que haga siempre irá ligado al deporte porque es lo que me hace sentir bien.

Cada vez hay más ciclistas y más coches. ¿Crees que hay más concienciación o vamos a peor?

Pienso que en España cada vez hay más concienciación. Concretamente en Mallorca los conductores en líneas generales respetan bastante, pero es verdad que en pleno verano cuando hay tanto turismo, autocares de arriba para abajo en algunos puertos y al estar tan masificado tiene algo más de peligro.

¿Cuál es tu lugar favorito para entrenar cuando estás en Mallorca?

Tengo varios, pero el Puig Major y la zona suroeste de la isla que forma parte de la Tramontana que llega hasta Andratx. Esto es un paraíso.