Empiezan las obras del nuevo acceso desde la autopista de Inca al polígono de Marratxí

475

Las obras del nuevo acceso al polígono de Marratxí desde la autopista Palma-sa Pobla (MI-13) han empezado esta semana. La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, acompañada por el conseller de Mobilitat i Infraestructures de la institución insular, Iván Sevillano, y el alcalde de Marratxí Miquel Cabot, han visitado la fase inicial de las actuaciones.

El nuevo enlace dará acceso de entrada directo a la zona industrial a los vehículos procedentes de Palma y otro de salida en dirección hacia Inca. “Es una mejora importante en cuanto a movilidad. Se trata de una obra muy necesitada y reivindicada por los usuarios del polígono, por los vecindarios y por el consistorio de Marratxí, puesto que quitará todo el tráfico pesado que hasta ahora tenía que atravesar zonas residenciales porque no disponía de acceso directo a la zona industrial”.

La entrada en el polígono está proyectada en el kilómetro 5,5 del Mi- 13, a la altura del camino de Montaña (que pasa por debajo de la autopista) y conectará con la zona industrial por la calle Teixidors. Además, se llevará a cabo un acceso directo desde la autopista en la urbanización de Son Ramonell y una salida directa de los vehículos procedentes de esta zona residencial hacia los pueblos del Raiguer.

El proyecto contempla también la ejecución de un paso elevado para peatones y ciclistas (de 1,5 metros y con una valla de protección) y otras mejoras al camino de Montaña, que comunica las urbanizaciones de Els Garrovers con el polígono y con el centro de salud ubicado en Son Ramonell.

El alcalde de Marratxí, que el pasado mes de marzo firmó con el departamento de Mobilitat i Infraestructures el convenio para la cesión de los terrenos municipales donde se lleva a cabo el nuevo acceso al polígono, ha destacado el buen entendimiento entre las dos instituciones y se ha mostrado satisfecho “no solo por los empresarios de polígono, para quién era vital este nuevo enlace, sino también por los residentes de las urbanizaciones que lo rodean que verán muy mejorada su accesibilidad”.

El conseller Iván Sevillano ha explicado que “ahora mismo la autopista hace de barrera artificial entre la zona norte y la zona sur de las urbanizaciones de Marratxí y el paso para peatones y ciclistas que se llevará a cabo las unirá mejorando la seguridad vial y evitando que los vecinos y vecinas tengan que hacer uso de sus vehículos solo para recorrer 500 metros”.

Las obras tienen previsto un plazo estimado de ejecución de entre cuatro y cinco meses. El Consell adjudicó proyecto a la empresa Melchor Mascaró por un coste de 1.288.699 de euros.