Cata Coll: «Aspiro a llegar a la selección absoluta y disputar europeos y mundiales»

151

No todo el mundo puede decir que es subcampeona mundial. Esto es lo que consiguió el mes de agosto la marratxinera Cata Coll como guardameta de la Selección Española sub-20 en el Campeonato Mundial de Fútbol, ​​disputado en Francia. Con sólo 17 años, tuvo un papel muy destacado, incluida una parada de un penalti decisivo en las semifinales contra las anfitrionas. Seguidora del Atlético de Madrid, Coll admira Dudu Aouate y Rafa Nadal, «un ejemplo de superación».

-En la recepción que tiene hizo el Ayuntamiento de Marratxí dijiste que estabas orgullosa de ser portolana y marratxinera, pese a no haber nacido en el municipio…

-Nací en Santa María, pero con un año ya vine a vivir en Pòrtol. Tengo muy buenos recuerdos, ya empezando por la guardería, donde conocí al que es mi mejor amigo. A los cinco años empecé a jugar al fútbol, ​​ya los seis ya pude ganar el primer campeonato, todo ello como jugadora. El paso guardameta lo hice a los 12 años, siempre me había gustado tirarme por tierra… De niña, también me gustaba mucho el tenis; de hecho, fui campeona de Mallorca y de Baleares. Finalmente, como que consideré que tenía más posibilidades en el fútbol, ​​me decanté por este deporte.

-¿Qué destacarías de Marratxí?

-Toda la gente está contigo. Todo el mundo me da la enhorabuena, me dicen que me han estado siguiendo en el Campeonato del Mundo. Por otra parte, me gusta mucho el ambiente de pueblo que se respira en Marratxí. Siempre encuentras algún conocido para hacer cualquier cosa. La verdad es que me siento muy bien. Y es cierto: me siento orgullosa de ser de Pòrtol y Marratxí.

-Ahora que han pasado unas semanas, ¿cómo valoras el subcampeonato del Mundo conseguido como guardameta de la Selección Española en Francia?

-Mucha emoción, la verdad. No contaba, porque tengo 17 años y casi todas mis compañeras tienen 20. Una vez me convocaron, lo que no pensaba era jugar, y por eso estoy muy contenta de haber podido ser la portera titular de la Selección. Es uno de los torneos más brillantes que he disputado, disfruté mucho, y lo hice junto a jugadoras que para mí son referentes, como la también mallorquina Patri Guijarro. Hace dos años, muchas de mis compañeras ya habían jugado el Mundial y habían quedado eliminadas en cuartos de final. El reto era superar esta fase, y lo conseguimos eliminando los Estados Unidos, Nigeria o Francia, que eran mucho más favoritas que nosotros. Pero aplicamos la filosofía del partido a partido y nos fue muy bien.

-En semifinales, detuviste un penalty decisivo contra las anfitrionas, Francia…

-Sí, fue un partido en el que me sentí muy segura de mí misma en todo momento. No tenía miedo de estar en contacto con el balón, al contrario. Y al final, sí, tuve la suerte de parar un penalti que hubiera supuesto el empate para las francesas. Acabamos ganando 1-0 y, por tanto, accedimos a la final, contra Japón. Las finales todos las jugamos para ganarlas, pero no pudo ser, perdimos 3-1, aunque en partidos de la fase de grupos les habíamos ganado 1-0. Fue una lástima, pero en todo caso estamos muy contentas y orgullosas del papel que hicimos en el Mundial.

-Después del Mundial han llegado muchos de homenajes, entre los cuales el del Ayuntamiento de Marratxí. ¿Qué suponen para ti?

-No estaba muy acostumbrada a homenajes, pero son bienvenidos porque son un reconocimiento a los éxitos del fútbol femenino. La gente se da cuenta que tanto puede pasar un buen rato viendo un partido masculino como uno femenino. La diferencia es que los chicos tienen más fuerza, es un fútbol más físico; nosotros en cambio tenemos un juego más de toque, más técnico.

-¿Qué puntos fuertes y débiles té reconoces como guardameta a día de hoy?

-Creo que todavía tengo que mejorar en la autoconfianza. Cuando hago algo mal, a veces tengo miedo de que vuelva a cometer ese mismo error, y es algo que tengo que evitar, por eso hago trabajo. Como puntos fuertes, diría que tengo habilidad con el juego de pies y también con el juego aéreo.

-¿Cuáles son tus objetivos en el fútbol?

-Aspiro a llegar a la Selección absoluta, poder jugar Europeos y Mundiales. En cuanto a clubes, espero poder jugar con un buen equipo y disputar las mejores competiciones, como la Champions… Sé que tengo que hacer mucho trabajo para conseguir estos objetivos …

-¿Cómo compaginas estudios y fútbol?

-Estoy estudiando Educación Física dentro de la Formación Profesional, y no es fácil porque cada día tengo un entrenamiento específico de guardameta, con Paulo Roca, de ocho a nueve y media de la mañana y también los entrenamientos con el Collerense tres días a la semana… Esto significa que a veces me tengo que levantar horas de dormir para poder estudiar, sobre todo en época de exámenes.

-¿Qué valoración haces del fútbol y del deporte femenino en España en la actualidad? ¿Se está viviendo un boom?

-Yo diría que sí hay un boom. En el fútbol, ​​por ejemplo, hemos ir creciendo poco a poco, y creo que vamos por arriba. Antes era impensable que los periódicos o las televisiones nos hicieran demasiado caso, pero desde hace un tiempo es así, y estamos muy orgullosas. Los medios de comunicación están con nosotros, y esto es algo que notamos y agradecemos. Por ejemplo, en el último Mundial de Francia, donde cada día nos hacían reportajes…

-Y eso te lleva a ser popular y famosa…

-Lo llevo bien, aunque he de reconocer que a veces, quizá por la edad, me da un poco de vergüenza que me paren por la calle para felicitarme. Yo digo: «Eh, que tampoco he hecho nada …!»

-¿A qué deportistas admira Cata Coll?

-Como portera, siempre me he fijado mucho en Dudu Aouate, que fue portero del Mallorca. Me gustaba su personalidad y su seguridad en el campo. Y en general, como para mucha gente, un referente de superación es Rafa Nadal, que pasan los años y sigue en lo más alto, con una fuerza mental increíble, tiene una cabeza privilegiada. Es un ejemplo a seguir.