Casi 3.000 personas participan en la Fira de la Llet d’Ametlla celebrada en el Pla de na Tesa

185

Casi 3.000 personas participaron este domingo en la XVI Fira de la Llet d’Ametlla celebrada en el Pla de na Tesa. Desde las 10 de la mañana los visitantes llenaron la plaza de la iglesia para disfrutar de esta feria que no se había celebrado en los últimos dos años por la pandemia. En un ambiente lúdico y familiar, los visitantes acudían en unos casos para probar por primera vez esta tradicional bebida navideña y en otras para participar en una tradición marratxinera muy arraigada y puerta de entrada a la Navidad.

Los visitantes compraban un ticket con el cual obtenían un vaso de leche de almendra servido en un vaso de cerámica que se quedaban de recuerdo, además de una pocrción de coca de patata. Se sirvieron dos mil vasos de leche de almendra, casi 500 litros de leche, una prueba del éxito de la Fira.

La regidora de Participación Ciudadana, Neus Serra, se ha mostrado “muy satisfecha” de la gran asistencia de público a la XVI Fira de la Llet d’Ametlla, un público que llenó la feria desde primera hora. “Fue un éxito de gente. Es una feria consolidada que, además, supone la antesala de la Navidad. La gente viene cada año a buscar leche de almendra, puesto que en otros lugares es difícil encontrar. Antes era muy tradicional en todos los pueblos, pero ahora ya no elaboran”.

Durante toda la mañana hubo un ir y volver de gente en la plaza de la iglesia. Había devotos de la leche de almendra y otros que tenían curiosidad por probar una bebida desconocida. Los visitantes también se interesaron por las charlas sobre el origen y elaboración de esta bebida que se remonta en el siglo XVII. La leche de almendra tiene un proceso de cocción largo y después se aromatiza con azúcar, canela y limón. Se bebe caliente y mojando cocas de patata.

A las 11 de la mañana, el alcalde, Miquel Cabot, y las autoridades municipales recorrieron la feria en compañía de los xeremiers donde pudieron constatar las ganas que tenían productores, expositores y visitantes de participar en la Fira después de que la pandemia impidiera su celebración en los dos últimos años.

Como cada año, la iglesia de Sant Llàtzer acogió el concierto de Navidad de la Banda Municipal de Música de Marratxí con la cual se dio por finalizada la Feria, que organiza la Comisión de Fiestas del Pla de na Teesa para mantener la tradición de consumo de leche de almendra en el municipio en las fiestas navideñas y reconocer a las familias marratxineres que, generación detrás generación, han continuado con su elaboración.