Balears entrará en fase 2 el próximo lunes 25 de mayo

289

A partir del lunes 25 ya se permitirá el contacto social entre grupos de hasta 15 personas, siempre manteniendo la distancia social y las medidas de protección oportunas. Así mismo, se podrán celebrar boda en todo tipo de instalaciones, con un aforo del 50% y sin superar los 100 invitados en espacios al aire libre o los 50 en espacios cerrados. Los velatorios también tendrán un límite de 25 personas en espacios al aire libre —mismo para entierros y cremaciones— o 15 en espacios cerrados. En los lugares de culto, donde hasta la anterior etapa se permitía un tercio del aforo, la limitación será ahora de la mitad.

También se permitirá la realización de visitas a los residentes de viviendas tuteladas, centros residenciales de personas con discapacidad y centros residenciales de personas mayores.

Los centros y parques comerciales reabren más de dos meses después de decretarse el estado de alarma. Eso sí, con bastantes limitaciones: se prohíbe la permanencia en las zonas comunes o áreas recreativas, el aforo estará limitado al 40% y se establecerá un horario de atención preferente para personas mayores de 65 años. En los mercadillos al aire libre se amplía la capacidad de lugares en un tercio de los habituales, al mismo tiempo que vuelven las autoescuelas y academias privadas, siempre con las medidas de distanciación e higiene oportunas.

Los restaurantes dejarán entrar a clientes en su interior, si bien no se podrá consumir en la barra —solo en mesa— y el aforo estará limitado en un tercio, de forma que haya separación suficiente entre los clientes. Todavía no abrirán las discotecas ni los bares nocturnos. Sí que lo harán las zonas comunes de los hoteles y alojamientos turísticos —donde ya estaba permitido alojarse desde la fase 1— con un tercio de la capacidad habitual y las mismas restricciones que en el sector de la restauración cuando se trate de restaurantes o cafeterías.

Las piscinas recreativas podrán abrir al público con cita previa y un aforo máximo del 30% o el que permita cumplir con la distancia de seguridad. Además, se organizarán horarios por turnos, no se podrá hacer uso de las duchas de los vestuarios ni de las fuentes y las instalaciones tendrán que limpiarse, al menos, tres veces en el día. También reabrirán las playas, donde se permitirá la práctica de actividades deportivas, profesionales o de recreo, siempre que se puedan desarrollar individualmente y sin contacto físico.