El Archivo municipal de Marratxí se encuentra ubicado en el Pont de Inca, en la calle de San Alonso número 25, en una planta baja de 120 metros cuadrados. El archivo, que conserva y difunde todo un conjunto de documentos de cariz administrativo, histórico, científico o cultural, contiene unos 1000 metros lineales de documentación estructurada en seis conjuntos documentales, con secciones, subsecciones y series documentales.

Cronológicamente, el fondo abarca desde 1601 hasta 2015 aunque una buena parte de la documentación de los últimos diez años continúa sin organizar debido a la carencia de espacio, según Marga Morales, responsable del Archivo municipal.

Los conjuntos documentales son:

1.-Órganos de Gobierno: Resoluciones de Alcaldía, Libros de Actas, Bandos, Edictos, etc

2.-Administración General: Secretaría, Estadística, Milicias, Servicios Sociales, Urbanismo, Educación, Cultura, Deportes, Transportes, Policía, etc

3.-Administración Económica: Intervención, Tributación, Contribuciones, etc

4.-Documentación Electoral

5.-Justicia: Cuenta con dos secciones, Curia y Juzgado

El Archivo Municipal de Marratxí cumple unos requisitos orgánicos y técnicos por el desarrollo de su triple dimensión:

1-Una gestión administrativa de la documentación de las diferentes áreas municipales.

2-Clasificación, ordenación y conservación de los fondos documentales tanto históricos como administrativos.

3-Consulta del fondo documental histórico por parte de investigadores y usuarios en general.

El horario de consulta del Archivo es desde las 10:00 horas hasta las 14:00 horas los lunes, miércoles y viernes. El Archivo cuenta con una archivera municipal y un teléfono de contacto, 971 60 82 07. Hay que recordar que en tiempo de pandemia se pueden hacer consultas telefónicas y la archivera por vía whatsapp envía a los usuarios las fotografías de las consultas realizadas.

El acceso al fondo documental histórico permite una aproximación a los principales acontecimientos históricos que ha vivido el municipio de Marratxí. El fondo documental, en general se encuentra en buen estado, a pesar de que hay documentos deteriorados a causa de su antigüedad, las condiciones ambientales y los numerosos traslados.

Los Archivos Municipales son muy importantes para el buen funcionamiento de la administración municipal y para servir al ciudadano, pero hay que olvidar la documentación histórica que nos da a conocer la historia de los marratxiners.

El Archivo municipal contiene dos documentos históricos de especial valor. Uno de ellos es el “Libro de Constitución y disolución del Ayuntamiento”, datado entre los años 1872-1821, que se conserva en muy buen estado .

Otra joya sería el libro de” el Apeo” datado en 1818. El apeo surge de la necesidad de contar con un registro de todas las propiedades y bienes individuales que existían en la España rural y que servían para calcular las rentas sobre las cuales se tendrían que repartir los impuestos del nuevo sistema tributario puesto en marcha por el Ministerio de Hacienda de Martín Garay. “Para mí es el documento más preciado de todo el Archivo. Se encuentra en muy buen estado y casi todos los investigadores que lo han consultado y trabajado quedan muy satisfechos de la gran información que pueden extraer del documento. Es una gran joya del archivo histórico”, asegura Marga Morales.

Los usuarios que consultan los fondos históricos del Archivo municipal son estudiantes y profesores de la UIB o de instituto. Y por otro lado, investigadores con inquietudes sobre Marratxí como municipio o porque están escribiendo un libro y les hace falta algún dato concreto.

Cualquier expediente administrativo que el archivo envía al área o negociado del Ayuntamiento que lo reclama sirve o ayuda a averiguar el asunto que el área está tratando. “Puede ser un expediente de urbanismo que ayudará a aclarar una trifulca entre dos vecinos, por ejemplo sobre una fuente de agua que hace medianera entre dos deslindes. Puede ser para ayudar a algún descendiente de un vecino que gracias a las referencias del padrón consigue saber dónde se encontraba ubicada la casa de su familia, etc”, cuenta Marga Morales, responsable del Archivo municipal.

La archivera de Marratxí asegura que al Archivo “carece mucho de espacio y que la clasificación de los documentos requiere de un espacio en condiciones”. Por eso reclama la construcción de un nuevo Archivo municipal.