Alrededor de 10.000 personas llenan la zona de Sant Marçal en la XXII Fira de Tardor de Marratxí

95

Alrededor de 10.000 personas han pasado a lo largo del día por Plaza de Sant Marçal y la explanada de la Verónica, en Sa Cabaneta, con motivo de la XXII Fira de Tardor de Marratxí. “Considero que ha sido un éxito y no podemos estar más que satisfechos de haber apostado por el modelo tradicional de fira y que la gente haya respondido de esta manera tan positiva. Una feria de producto local, arsano y ecológico”, ha declarado el alcalde, Jaume Llompart. Por su parte la consellera de Presidencia, Antonia Estarellas, ha acompañado al alcalde y al equipo de gobierno municipal en su visita a las diferentes paredetes y ha destacado la importancia de poner en valor las tradiciones.

Cerca de un centenar de puestos de productos locales, entre ellos cinco ollerías de Pòrtol y una siurellera, cestas y bolsas con tela de “llengües”, artesanía de madera, incienso, infusiones, joyas, productos elaborados con papel reciclado, cuchillos, minerales, velas, plantas, café o confitura, han sido algunos de los puestos. 

También ha habido exhibiciones deportivas y demostraciones de elaboración de llet d’ametla y de trabajo de barro a través de la Escuela Municipal de Cerámica.

Los niños también han contado con numerosas actividades: fiesta infantil, cuentacuentos, teatro y castillos hinchables, y no ha faltado la música con la actuación de la Banda municipal de Música de Marratxí, Charanga, batucada y ball de bot con los Balladors des Raiguer. 

“Hemos tratado de ofrecer actividades para todos los públicos y para toda la familia, y la respuesta de la gente ha sido buenísima, estamos muy contentos. Los comerciantes también nos han trasladado que no han parado hasta las 14 horas, por lo que también estaban muy satisfechos”, ha manifestado la regidora de Fires i Festes, Antonia Coll. 

Además del éxito de la jornada dominical, ayer sábado también tuvo lugar un tardeo con las actuaciones de un grupo musical y dos Djs en una carpa habilitada al efecto por el Ayuntamiento en la explanada de la Verónica. Durante las cinco horas que duró el evento la carpa estuvo llena de público bailando.