UNA MAQUETA CON EL SELLO DE LA ESCUELA DE CERÁMICA

614

La Escuela de Cerámica es parte importante del proyecto de investigación ‘Re-construir ciudad. La mirada escultórica en el lugar que habitamos ‘, impulsado por la Universitat de les Illes Balears y que tendrá como eje vertebral una gran maqueta, de 24 metros cuadrados, para mostrar la configuración del barrio palmesano de Nou Llevant y Soledad Sur de Palma.

Esta maqueta se está elaborando con piezas hechas con barro en la misma Escuela de Cerámica, bajo la coordinación de Joan Pere Català y la participación activa del alumnado de sexto de Primaria del CEIP Costa y Llobera, de Pòrtol, y del CEIP Pintor Joan Miró, del mismo barrio de La Soledad. «La maqueta, la vamos haciendo de acuerdo con los planos del arquitecto del proyecto, Francisco Cifuentes, buen amigo y una persona con muchas inquietudes respecto de los materiales que se usan en la construcción. Él es quien pensó en mí para colaborar en el proyecto, y yo lo hice extensivo en la Escuela de Cerámica», comienza explicando Català.

Para llevar a cabo estos trabajos, que conllevarán la ‘construcción’ de unas 250 piezas y se prologarán más allá del mes de febrero, los espacios expositivos del Centro Cultural s’Escorxador se han habilitado como talleres.

El barro con el que el alumnado de sexto de Primaria de los dos centros educativos es de un tono blanco grisáceo. La Escuela usará unos dos mil kilos para completar la maqueta, que incluirá los distintos inmuebles del barrio en cuestión. La cocción, como el mismo Català explica al alumnado de Costa y Llobera, se lleva a cabo a unos 1.300 grados. «Queremos en todo caso que quien observe la maqueta tenga claro que lo han hecho manos humanas y no unas máquinas. No serán piezas perfectas, pero sí el conjunto será armónico respetando los planos del arquitecto».

A su lado, la profesora de plástica de los alumnos de Costa y Llobera, Antonia Picó, reivindica este tipo de actividad. «Estaría muy bien tener posibilidades de hacer cosas como esta. En este caso, tenemos la ventaja de estar justo enfrente de la Escuela de Cerámica; esto por un lado; por el otro debemos aprovechar que somos ‘ terra de fang’. En definitiva, una experiencia muy positiva para el colegio».

La maqueta se expondrá en s’Escorxador, la sede de la Escuela de Cerámica de Marratxí, durante las fechas de la ‘Fira del Fang’. Posteriormente, una vez esté totalmente terminada, será objeto de una exposición itinerante en el Museo Krekovic de Palma y en la misma Universitat de las Illes Balears.