UN DÍA CON EL PERSONAL DE TESORERÍA

170

Actualmente, el departamento de Tesorería del Ayuntamiento está compuesto por cuatro personas: la tesorera (Milagros Vázquez), dos administrativas (Maria Zanoguera y Magdalena Cañellas, con 29 y 19 años, respectivamente, en la casa) y dos auxiliares administrativos que han colaborado en el área en el último año: José Luis López y Susana Tejedor.

Vázquez es la jefa del departamento desde 2016, después de 20 años como interventora municipal y que, como tesorera, sustituyó a Joana Maria Bibiloni, jubilada después de 45 años en la Casa de la Vila. Desde este área, clave en la dinámica y el funcionamiento ordinario del Ayuntamiento, se encargan de los cobros y los pagos a cargo del consistorio.

En este sentido, son varias las líneas de trabajo que llevan a cabo para que todo esté a punto en tiempo y forma. Así, una de estas tareas es la elaboración de planes, calendarios y presupuestos de Tesorería, atendiendo a las prioridades legalmente establecidas. Así, con carácter trimestral, el área de Tesorería envía al Ministerio de Hacienda un informe sobre el periodo de pago a proveedores, que, según la ley, es de 30 días como máximo. El último trimestre de 2018, Marratxí pagó a 19,84 días de media.

En efecto, la elaboración y acreditación del periodo medio de pago a proveedores del Ayuntamiento es una labor que corresponde a Tesorería, de acuerdo con el cumplimiento de la legislación sobre transparencia y de los objetivos de estabilidad presupuestaria, sostenibilidad financiera, gasto pública y morosidad.

Otra gran parte de trabajo es la relativa al cobro, en el periodo voluntario, los contribuyentes de importes correspondientes, por ejemplo, a tasas urbanísticas, impuestos relativos al sector de la construcción o las plusvalías. Por otra parte, de igual manera que hacen muchos de municipios, el Ayuntamiento de Marratxí tiene cedida la recaudación de grandes tributos municipales a la Agencia Tributaria de les Illes Balears (ATIB), cuando estos no se han abonado en el período voluntario.

Aquí se enmarcan, entre otros, el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto de Actividad Empresarial (IAE) o el impuesto de matriculación de vehículos. Desde Tesorería se notifican a la Agencia (dependiente del Govern) los ingresos no satisfechos en el período voluntario, para que después sea la ATIB quien los reclame al contribuyente. Finalmente, hace un ingreso mensual y una liquidación trimestral al Ayuntamiento por los importes correspondientes.

Importantes son también las llamadas actas de arqueo, que permiten constatar la liquidez disponible de las arcas municipales. En este ámbito, el departamento de Tesorería lleva a cabo un control diario del dinero de que disponen las arcas públicas en las distintas entidades financieras con las que opera, y las actas de arqueo elaboran una vez al año (al final de cada ejercicio) o bien con motivo de cambio del equipo de gobierno, lo que ahora, después de las elecciones del 26 de mayo, se llevará a cabo el sábado 15 de junio.

También forma parte del trabajo del departamento la custodia de avales y fianzas en operaciones vinculadas a la contratación y el urbanismo, y la tramitación de los expedientes de responsabilidad que se deriven de la gestión recaudatoria.

LAS CIFRAS DEL DEPARTAMENTO DE TESORERÍA

Pagos 2018: 26.395.746 €

Cobros 2018: 33.360.753 €

Número de recibos gestionados:

2018: 16.164

2017: 14.404

2016: 17.875

Número de pagos gestionados:

2018: 10.804

2017:   9.032

2016:   8.411