El coronavirus, inesperado protagonista de la XXXVI ‘Fira del Fang’

419

La XXXVI ‘Fira del Fang’ vivió una situación inédita al tener que clausurarse por mor del coronavirus el miércoles día 11 de marzo, es decir cuatro días antes de lo previsto inicialmente, que era el domingo 15. Nunca como esta vez, la ‘Fira’, que se empezó a celebrar en 1984, se tuvo que interrumpir una vez comenzada. Eso sí, en los años ochenta como recuerda el concejal de Cultura, Josep Ramis, «hubo una edición que no se celebró. Pero no es que se hubiera suspendido una vez iniciada, sino que ya no se organizó».

Lo cierto es que nada hacía pensar que esta vez el coronavirus se erigiría en el gran protagonista, hasta el punto de obligar a la suspensión del evento. En todo caso, uno de los responsables de la ‘Fira’ recuerda que una ceramista de fuera de Marratxí hizo un comentario el día 6, justo antes de la inauguración, en el sentido de si el virus podría condicionar el número de visitantes…

Así las cosas, según estaba previsto, el sábado día 7, bajo un sol magnífico presidiendo la matinal, se llevó a cabo la inauguración de la ‘Fira’, que este año tenía como temática principal ‘Cocinas del mundo con cerámica’ y una participación de unos 40 expositores, de Marratxí, de otros puntos de Mallorca y también de la península.

A la inauguración, celebrada en la carpa principal, asistieron el presidente del Parlamento de las Islas Baleares, Vicenç Thomas, el conseller de Educación y Universidad del Govern, Martí March; el conseller de Promoción Económica y Desarrollo Local del Consell de Mallorca, Jaume Alzamora, y el presidente del Institut Mallorquí de Asuntos Sociales (IMAS), Javier de Juan. Por parte del Ayuntamiento, el alcalde, Miquel Cabot; el teniente de alcalde, Joan Francesc Canyelles; la teniente de alcalde, Neus Serra; el concejal de Cultura, Josep Ramis; la concejala de Comercio, Jero Sans; y el resto de miembros del equipo de gobierno y de la corporación.

En el acto de presentación, se aprovechó para rendir homenaje a dos figuras capitales de la cerámica marratxinera como son Pilar Sastre, antigua directora de la Escuela de Cerámica, y Pere Amengual, del olleria de Can Bernadí, que murieron en diciembre pasado.

En el turno de intervenciones, Cabot explicó que «desde la Ayuntamiento trabajamos para que sea una feria viva, de la que pueda disfrutar todo el mundo, desde los niños hasta las personas de más edad, y no sólo del barro sino de todo lo que lo acompaña en la ‘Fira’. Intentamos cada año incorporar elementos nuevos, y estos pasan por la modernización, que puede convivir perfectamente con los elementos tradicionales que hemos visto toda la vida. En esta edición, a través del vínculo entre gastronomía y barro».

Por su parte, Ramis subrayó que «el hecho de que haya expositores no solo de Marratxí y de otros lados de Mallorca sino también procedentes de diversas partes de la península nos ayuda a hacer una feria con un tono diferente, además de que también le hace ganar dosis de prestigio «.

En su turno de intervención, el presidente del Parlamento significó que la Fira del Fang «está totalmente consolidada, detrás de la cual se esconde el trabajo de muchas personas a lo largo de todos estos años, entre otras las dos que han sido homenajeadas», en referencia a Pilar Sastre y Pere Amengual.

Hasta el día de su clausura anticipada, la ‘Fira’ vivió un montón de actos, de tipo muy diverso y para todos los públicos: cultura popular, musicales, de talleres y, sobre todo, de cocina…

Desgraciadamente, una fuerza mayor (el coronavirus) obligó a la clausura anticipada de la ‘Fira del Fang’, por primera vez en sus 36 años de historia.