El Consell informa a los ayuntamientos de las medidas de adecuación de las actividades de ocio educativo al aire libre

221

El conseller de Promoció Econòmica i Desenvolupament Local, Jaume Alzamora, y el director insular de Joventut, Àlex Segura, han mantenido una reunión con alcaldes, alcaldesas, regidores y regidoras de Juventud para explicarles la estrategia de adecuación de las actividades de ocio educativo e instalaciones juveniles para el verano 2020. 

Este documento marca las pautas para adecuar las actividades y las instalaciones juveniles para las próximas semanas. Por eso, prevé un escenario de vuelta progresiva a la nueva normalidad, previendo diferentes medidas en función de la fase de desescalada en que nos encontramos.

Precisamente, en la fase 2 de la desescalada se permiten las actividades dirigidas en casales, espacios jóvenes y centros de día de niños, mayoritariamente dependientes de servicios municipales. Por lo tanto, con este encuentro de hoy el Consell ha querido mantener los ayuntamientos al día en esta cuestión, importante para garantizar el derecho de los niños y jóvenes por un ocio de calidad.

Así, las actividades solo podrán ser dirigidas y tendran un máximo de 30 participantes, que se dividirán en subgrupos independientes de hasta 10 usuarios. Además, tienen que ser al aire libre o, en el caso de espacios cubiertos, tienen que tener ventilación y se tiene que garantizar la distanciación física entre personas usuarias. Si la distancia de seguridad no es posible, se tendrá que usar mascarillas higiénicas.

Los representantes del Consell también han informado a los ayuntamientos que se tienen que primar las actividades que no requieran contacto físico y desinfectar el material de uso común, que tiene que ser exclusivo prioritariamente. En cuanto a las actividades educativas, se tienen que primar aquellas relacionadas con la prevención de la COVID-19.

Además, el ayuntamiento o la asociación titular del servicio tiene que desarrollar un informe de prevención de riesgos y seguir los criterios sanitarios de los protocolos de prevención de la COVID-19, que tienen que adaptar al proyecto y al espacio donde se llevará a cabo la actividad. Por ejemplo, siempre se tiene que garantizar la disponibilidad de gel hidroalcohólico y mascarillas higiénicas.

El documento que se ha presentado ha sido consensuado con los otros tres Consells Insulares y la FELIB y se ha trabajado con la coordinación del Gobierno balear. Es un documento que, a pesar de tener vocación de dar seguridad jurídica mediante el establecimiento de pautas claras al sector, es abierto y flexible en el sentido que prevé que se modifique a medida que se avance en las fases de desescalada.