El Ayuntamiento pondrá en marcha dos líneas de ayudas a comercios y autónomos para pagar alquileres y gasto corriente

304

Ayer tarde el pleno del Ayuntamiento de Marratxí aprobó destinar 400.000 € a dos líneas de ayudas para comercios y autónomos locales, con el fin de contribuir a preservar la actividad económica del municipio de Marratxí de los efectos adversos de las medidas adoptadas para contener la difusión de la COVID-19.

Se han establecido dos líneas diferentes, en función de las necesidades de los solicitantes. La primera, está destinada a hacer frente a los gastos de alquiler de los locales donde se desarrolla la actividad comercial, con un importe de 600 euros. La segunda tiene como finalidad el gasto corriente, es decir, el desarrollo, la mejora y el mantenimiento de la actividad, con un importe de 400 euros.

Así, las ayudas, que podrán solicitarse a partir del mes de septiembre, están dirigidas a comercios y autónomos que se hayan visto obligados a cesar su actividad debido a la pandemia. Las bases de la convocatoria se publicarán en la web municipal una vez se hayan agotado los tiempos administrativos de la transferencia de crédito aprobada ayer.

Miquel Cabot, alcalde de Marratxí, ha destacado la importancia de estas ayudas y ha manifestado que «Es una prioridad del Ayuntamiento en materia económica proteger, preservar y apoyar el tejido productivo y social para minimizar el impacto de la pandemia de la COVID-19 y conseguir que se produzca lo antes posible una normalización en la actividad económica local». «Para ello se ha dotado un fondo para la prestación de estas subvenciones, ante el cierre obligatorio de los establecimientos y del cese de las actividades, que hayan sufrido de manera total o parcial comercios y autónomos, por haber sido consideradas no esenciales», ha puntualizado Cabot.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Marratxí ya llegó a un acuerdo el pasado mes de mayo con el Govern para destinar un total de 474.729 euros a ayudas a fondo perdido para autónomos del municipio, de los cuales 110.000 fueron aportados por el Ayuntamiento, como también se llevó a cabo reparto de material sanitario en los comercios del municipio para hacer frente a los nuevos protocolos de protección ante la COVID-19.