La senda nueva para bicicletas y peatones discurre paralela al margen derecho de la carretera de Inca (Ma-13) y comenzará el kilómetro 1 y llegará hasta el 2,7 de esta vía. El eje cívico proyectado da continuidad al carril bici existente, que finaliza en el IES de Son Cladera, de modo que, una vez finalizadas las actuaciones, quedará conectado el barrio palmesano con el de Sa Cabana.

El consejero de Movilidad e Infraestructuras, Iván Sevillano, acompañado del alcalde de Marratxí, Miquel Cabot, han visitado el inicio de las obras del vial cívico que unirá el barrio palmesano de Son Cladera con el de Sa Cabana, en Marratxí.

El consejero Sevillano ha explicado que «esta actuación responde a una necesidad para los dos municipios. Cuando empezamos la legislatura nos comprometimos con Palma y Marratxí en eliminar el problema de conexión que han tenido históricamente por el trazado de paso del Torrent Gros. El primer año, hicimos la conexión con el proyecto del puente nuevo de acceso que, además, separar el tráfico entre vehículos motorizados, peatones y bicicletas, y hoy empezamos las obras de una conexión nueva, que también superará la barrera que supone el Torrent Gros. Estamos muy satisfechos de lo que supondrá esta actuación, enfocada para peatones y vehículos no motorizados y poniendo en valor los activos paisajísticos del entorno «.

El alcalde de Marratxí, Miquel Cabot, se ha mostrado «muy contento de anunciar este proyecto que vuelve a demostrar la buena colaboración y entendimiento que hay entre el Ayuntamiento de Marratxí, el Ayuntamiento de Palma y, esta vez , con el Consell de Mallorca. Estamos muy contentos porque esto es crear nuevos caminos, hacer Marratxí más accesible y, como hemos dicho siempre, que Palma y Marratxí se den la cara y no la espalda como habían hecho hasta ahora «.

Precisamente, por el compromiso con el medio ambiente y con el uso racional del territorio, el proyecto respeta prácticamente toda la vegetación existente en todo el trazado. En este mismo sentido, para llevar a cabo esta actuación se empleará un tipo de material sostenible. Se trata de una mezcla que lleva una mínima parte de cemento, que se elabora en frío sin emitir emisiones de CO2, y que tanto en la fabricación como en el aspecto final es más rústico, permite una integración mejor con el paisaje y , a la vez, cumple con las mismas funciones de seguridad y durabilidad.

En el acto ha estado presente el teniente de alcalde de Urbanismo, Joan Francesc Canyelles, y la segunda teniente de alcalde Neus Serra. Canyelles ha destacado que la solución encontrada "es de muy bajo impacto y por tanto los ciudadanos podrán disfrutar de una zona ajardinada entre Palma y Marratxí y en auqest sentido continuamos mejorando la movilidad sostenible que es uno de los ejes de este Ayuntamiento".

Aparte de la solución adoptada para el material empleado, otra peculiaridad de la actuación es que, en los puntos donde sea necesario, se ejecutará una pasarela provista de una barandilla de contención para la seguridad de las personas usuarias .

El presupuesto previsto para la actuación es de 61.163,60 € y el plazo de las obras es de seis semanas.