Baleares, a la espera de entrar en la fase 1 este próximo lunes

197

A la espera de confirmación por parte de Sanidad, a partir de la próxima semana se podrá acudir a terrazas de bares, reunirse con los seres queridos o ir a comercios sin necesidad de cita previa

El paso a la fase 1 de la desescalada, fase en la que el archipiélago balear podría ingresar este próximo lunes 11 de mayo, implicará que los ciudadanos se puedan reunir con sus seres queridos, la apertura de terrazas con un aforo del 50% y la actividad de los comercios sin necesidad de cita previa con una capacidad máxima del 30%.

Se permitirán reuniones de hasta 10 personas dentro y fuera de casa, manteniendo la distancia de seguridad de dos metros y respetando las normas de higiene relativa a lavado de manos y «etiqueta respiratoria».

También se autorizará el uso del coche de hasta 9 plazas por parte de los habitantes de un mismo domicilio. En las terrazas de los establecimientos tendrá que haber una distancia mínima de dos metros entre las mesas y los grupos de clientes tendrán un máximo de diez personas.

Se podrán también abrir las tiendas de menos de 400 metros cuadrados sin cita previa. El aforo máximo para estos comercios será del 30% y será necesario mantener una distancia de seguridad mínima de dos metros y se deberá establecer un horario de atención preferente a mayores.

También estarán permitidos los velatorios para un número limitado de familiares en instalaciones públicas o privadas -quince personas al aire libre o diez en espacios cerrados- y los mercadillos al aire libre en la vía pública, con condiciones de distanciamiento entre puestos y delimitación del mercado ambulante para correcto control del aforo por las fuerzas de seguridad.

Abrirán también los lugares de culto, aunque sólo se permitirá la entrada hasta un tercio de su capacidad.

Cuando el Gobierno anunció el Plan de transición hacia una nueva normalidad anunció también que los centros educativos y universitarios abrirían para su desinfección, acondicionamiento y el trabajo administrativo y preparatorio de los docentes y personal auxiliar; también los hoteles, pero sin uso de las zonas comunes.

En el ámbito cultural, estarán permitidos los actos de menos de 30 personas en lugares cerrados (con un tercio de aforo) y de menos de 200 personas, siempre y cuando sea sentado y manteniendo la distancia necesaria. Además, las bibliotecas ofrecerán el servicio de préstamo, también la lectura con limitación de aforo.

Los museos abrirán sus puertas para permitir un tercio de la entrada máxima y con control de aglomeraciones en salas.

El turismo activo y de naturaleza estará ya permitido para grupos limitados de personas.

En cuanto al deporte no profesional, se podrá realizar en instalaciones deportivas al aire libre sin público, sólo para practicar deportes en los que no exista contacto como atletismo o tenis. En los centros deportivos, actividades deportivas individuales con previa cita en centros deportivos que no impliquen contacto físico ni uso de vestuarios.