CONSTRUIMOS DEMOCRACIA PARTICIPATIVA

67

Una de las iniciativas pioneras en Baleares ha sido el impulso de la democracia entre los más jóvenes de Marratxí, sobre todo en términos de conocimiento, compromiso y participación. En esta misma línea, se enmarca la creación -el mes de junio- los Consells de la Infància, l’Adolescència y la Joventut. Se trata de órganos de consultoría, representación y participación de estos colectivos en el ámbito municipal.

Para hacer crecer este compromiso con la democracia, los centros educativos -que es donde los jóvenes pasan más horas, junto con su casa- juegan un papel importante. Así, el IES Marratxí, el IES Sant Marçal, CC La Salle, CC Es Liceu y Aspace son los centros que se han implicado en el proyecto conocido como Construimos Democracia Participativa.

Maria Pilar Vidal es profesora de primero de ESO de La Salle. El año pasado, tanto los alumnos de primer como los de tercero del centro (unos 75 en total), participaron en este programa y la valoración, según su punto de vista, es más que positiva. «Cuando el Ayuntamiento nos ofreció la posibilidad de participar en este programa por parte de alumnos de primero y tercero de ESO, lo vimos con buenos ojos, porque creemos en la importancia de la escuela desde el punto de vista de educación integral. A los jóvenes de 18 años ya se les llama a votar, y, por tanto, es necesario que sepan el funcionamiento de las instituciones, cómo se toman las decisiones del pueblo, quien es el alcalde y quienes son los concejales … «, resume.

Aunque, según dice Vidal, «los alumnos tenían bastante desconocimiento de la estructura municipal de Marratxí, que es un municipio singular y complejo desde este punto de vista, pero lo cierto es que aceptaron muy bien esta iniciativa. Así, toman conciencia de que pueden opinar y hacer oír su voz, por ejemplo a través de los representantes elegidos para integrar el Consell de Joventut. Al fin y al cabo, se trata de que a largo plazo, tengamos ciudadanos más responsables y conscientes de cómo funciona la vida pública. La política no lo debemos ver como algo externo «.

El profesor Pere Verd, que el curso pasado daba clases en el IES Marratxí, también conoció de cerca el programa. Lo valora de esta manera: «Fue una experiencia muy positiva porque los alumnos se implicaron y pudieron aprender de primera mano que a través de la participación activa, sin importar la ideología política, se puede mejorar el municipio y la sociedad donde vives. Sin duda, lo más estimulante fue ver la ilusión de los alumnos que fueron elegidos por sus compañeros para representarlos».